Menu

loading...

Demandan ganaderos al gobierno de AMLO apoyos por emergencias sanitaria y sequía

Demandan ganaderos al gobierno de AMLO apoyos por emergencias sanitaria y sequía

Estimaciones de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas en México, prevén una pérdida de 1,300 millones de dólares para los productores Vaca-Becerro por  desplome del mercado de ganado en pie debido a efectos de la pandemia COVID-19.

Ante esa crítica situación que amenaza con quebrar a 800 mil pequeños y medianos ganaderos del país, ésta organización demanda una serie de estímulos entre ellos un precio de garantía por becerro, como ya existe para otros sistemas de producto en el campo mexicano como granos, oleaginosas, caña de azúcar y pesca.

Así lo plantea el Secretario General de la CNOG, Homero García de la Llata, al considerar que en ésta etapa de emergencia sanitaria es fundamental preservar a los sectores económicos que tienen relevantes aportaciones al PIB.

Recordó que en el país hay un estimado de 30 millones de cabezas de ganado bovino de carne, de las cuales 16 millones son vientres reproductivos y 1 millón de vaquillas que irán a crianza como reposición; conforman el hato nacional que explotan 1 millón de ganaderos, principalmente pequeños y medianos.

Añade que estos producen anualmente 7.5 millones de crías (becerros y becerras), de las cuales se exportan a Estados Unidos 1.3 millones de cabezas y se engordan en corrales mexicanos 5 millones de las mismas, quedando como reposición anual 1.2 millones de becerras.

De ésta manera, cita, se producen en el país 2 millones de toneladas de carne de res, 1.6 millones de toneladas terminadas en corrales de engorda y 0.40 millones proceden de matanza de vacas y toros de campo.

Subraya que ésta actividad representó en 2019 ingresos por divisas por más de 2,350 millones de dólares, al exportarse 1.3 millones de becerros en pie y 250 mil toneladas de carne principalmente a los Estados Unidos, colocando a la cadena pecuaria como segundo lugar en valor de las exportaciones agropecuarias, solamente por debajo del aguacate y por encima del tomate, berries y tequila; con una balanza a favor por casi mil millones de dólares.

Reiteró que  existe una gran inequidad en la rentabilidad de los distintos eslabones de la cadena de producción pecuaria y son los productores de Vaca-Becerro y especialmente los pequeños y medianos quienes no alcanzan una adecuada rentabilidad de sus explotaciones.

Por ello,  ante los  bajos precios que ya se visualizaban y con gastos extraordinarios por contingencias climáticas, esta actividad se está viendo seriamente impactada a raíz de la pandemia COVID-19.

Precisó que desde marzo 2020, los precios promedio pagados por los becerros, disminuyeron $4/Kg y el valor de los activos de los productos para este caso, las vacas reproductoras, sufrió un retroceso de cuando menos el 10% (De $15,000 a $13,500).

De esta manera,  refiere, se considera una pérdida promedio de $800 por becerro a la venta (200Kg/becerro) y una pérdida de $1,500 por vaca en el criadero (pérdida del activo).

Explica que si se considera la producción de 7.5 millones de becerros y el inventario de 17 millones de vientres, la pérdida para los productores Vaca-Becerro en México es de alrededor de 31,500 millones de pesos equivalentes a 1,300 millones de dólares.

Por si la pandemia del coronavirus y sus efectos fuesen poco, agrega, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) publicó en el Diario Oficial de la Federación el día 9 de abril del 2020, un acuerdo de carácter general de inicio de emergencia por ocurrencia de sequía severa, extrema o excepcional en cuencas para este 2020.

Ante esa dramática combinación, subraya y para evitar la quiebra y abandono de la actividad de miles de pequeños ganaderos, es urgente que el Gobierno Federal además de reactivar debidamente replanteado, el programa “Crédito Ganadero a la Palabra” que apoyaría a 15 mil productores;  otorgue apoyos directos vía el programa “Producción para el Bienestar” y compense con un “Precio de Garantía” a los becerros producidos, en beneficio de 800 mil pequeños y medianos ganaderos del país.

Advirtió que si no se actúa para preservar a la ganadería no solo se perderán hatos e infraestructura, sino que tratar de rescatarlo sería mucho más oneroso y prolongado, de ahí que urgió respuestas de los Secretarios de Agricultura Víctor Villalobos y del Secretario de Hacienda, Arturo Herrera, de la Cámara de Diputados y del propio presidente Andrés Manuel López Obrador.

La información ya está sobre los escritorios de los funcionarios federales, de tal forma que si no hay respuestas favorables, que luego no digan que no tocamos sus puertas, solicitamos apoyos y advertimos de la crisis  por las emergencias sanitaria y  climática.

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: La Verdad 

volver arriba