Menu

loading...

Faltan denuncias por robo de ganado

Faltan denuncias por robo de ganado
EXISTE UN PROBLEMA SIGNIFICATIVO EN LA ENTIDAD

 

A pesar de que el robo de ganado en las comunidades en un problema grave para los productores, no ha sido posible erradicarlo debido a la ausencia de denuncias formales al respecto.

 

El representante de la Unión Ganadera Regional en Durango (UGRD), Rogelio Soto, apuntó que "el robo de ganado sí es significativo, si tenemos un problema de robo de ganado".

Sin embargo, explicó que de acuerdo a la información con la que cuentan las organizaciones de ganaderos, un buen porcentaje de los animales robados no son trasladados por las carreteras estatales, que es donde se concentra la vigilancia de las autoridades.

Apuntó que "no es un ganado que lo encuentres en la carretera y lo detectes que es robado, el ganado que transita por las carreteras en un 94 o un 96 por ciento viene bien documentado".

Las reses que son sustraidas suelen tener otro destino que no necesariamente requiere el traslado por las carreteras vigiladas.

"Muchas veces son animales que sacrifican, los sacan en canales, a veces los utilizan para el autoconsumo y son otras maneras para el robo de ganado", ñarró.

El presidente de la Unión Ganadera Regional explicó que para combatir el robo de ganado, como sucede en otros delitos, primero tiene que existir una denuncia por parte de los productores que resultan afectados por la sustracción de las reses.

Sin embargo, en el caso de los productores del sector social, suelen evitarse las acusaciones formales debido a que los responsables de la sustracción suelen ser miembros de la comunidad.

"En las poblaciones, en los ejidos, tradicionalmente se sabe quién roba el ganado, son gente que se ha dedicado, al igual que nosotros que lo producimos, por generaciones a robar ganado", sentenció.

Es por ello que con el tiempo han ido adquiriendo cierto nivel de influencia y poder en las comunidades, lo que inhibe los señalamientos por parte de los productores.

Destacó que el miedo a represalias, para ellos o sus familias, provocan que no haya denuncias formales ante la Fiscalía General del Estado (FGE) por el robo de los animales que forman parte de su patrimonio.

"El problema lo tenemos de origen en el aspecto de que sabemos, a veces, quién lo roba y no nos atrevemos a hacer la denuncia, probablemente puedan poner una patrulla en cada kilómetro de la carretera y cuando pase el ganado va a venir debidamente documentado, más que nada el problema es de origen y está en la comunidad, es donde debemos llegar y atacar el problema", sentenció.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: El Siglo de Durango 

volver arriba