Menu

loading...

Urgen las lluvias para la ganadería

Urgen las lluvias para la ganadería

Padecen efectos de la sequía. Agricultores cuentan con suficiente para riego


 

Mientras que los agricultores disponen de suficiente agua para los riegos agrícolas, los ganaderos de bajos ingresos están padeciendo los efectos de la sequía, por lo que la falta de humedad en la tierra, muy pronto los obligará a comprar alimento para sostener a sus pequeños hatos.

Por otra parte, las presas en su mayoría ya no tienen agua para que los animales beban, lo que ha orillado a los productores de carne a realizar acarreos de agua, que les genera una inversión que les significa un desgaste económico.

El presidente de la Asociación Ganadera General "San Miguel", Martín García Magdaleno, reconoció que la situación ya se tornó preocupante para el sector, y que si no llueve durante el presente mes, se prevé una crisis para los productores de carne, lo que implicará que tengan que invertir considerables sumas de dinero para mantener vivos a los animales.

"Ya estamos como las hurracas, viendo al cielo para ver si nos cae una agüita", externó el dirigente, al reiterar que la falta de humedad, causará estragos en el sector, si persisten condiciones naturales similares.

Se han registrado lluvias en las últimas semanas, pero generalmente las precipitaciones solo caen sobre las ciudades o en la superficie agrícola, pero no es la zona ganadera temporalera que es donde más se necesita.

Los pocos pastos que aún se pueden encontrar en los campos ganaderos, ya están bastante secos, y además de ser pocos, no nutren de la misma forma a los animales, como cuando están verdes.

Por otra parte, las pacas de pastura para alimentar a los ganados, no sólo está escasa en la región, sino que además, tienen precios muy elevados.

Cada kilo de paca de sorgo, tiene un casto de casi dos pesos, y una res adulta, puede consumir hasta 80 kilos de pasto seco diarios, lo que representa una inversión de casi 150 pesos diario, lo que resultaría muy gravoso para el productor, en caso de que se llegue a esos extremos por la falta de lluvias.

En estas fechas, muchas vacas están pariendo, y cuando no están bien alimentadas no generan la misma cantidad de leche y eso puede poner en riesgo la vida o el buen desarrollo del becerro.

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: El Mañana de Reynosa

volver arriba