Menu

loading...

Altas temperaturas incrementan plaga de “garrapata” en el ganado

Los brotes de garrapata que se han registrado en algunos municipios ganaderos de la entidad no son de alarma


 

Los brotes de garrapata que se han registrado en algunos municipios ganaderos de la entidad no son de alarma, pues la presencia de este tipo de plagas debe considerarse por el sector pecuario como normales derivado de las actuales altas temperaturas por lo cual no debe generar pánico.

Incluso no existen reportes de mortandad de ganado por estas causas y si existen por ello, son por el descuido de los mismos ganaderos quienes no han tenido un control para eliminarlas, aseguran técnicos del Comité para el Fomento y Protección Pecuaria de Tamaulipas.

Se mencionó que por efectos de las altas temperaturas y las condiciones climáticas naturales existentes es muy probable que la presencia de garrapata aumente, “pues sabemos que Tamaulipas es un estado con presencia de esta plaga”.

Y más cuando hay presencia de una humedad relativa y de ambiente, por lo que existe más probabilidades que aumente la proliferación de la misma.

Por ello se exhorto a los ganaderos a no alarmarse por ser algo natural, asimismo se recomienda reforzar las acciones de control y atención al ganado, es decir “apretar” estas labores como son los baños garrapaticidas, pero en caso de haber signos de enfermedad pues deben ser atendidos rápidamente.

Por lo pronto la presencia de una plaga como esta no debe causar alarma pero tampoco un problema, sin embargo los ganaderos deben tener más vigilado sus hatos y a los primeros signos de enfermedades se debe llamar al médico veterinario para que los empiece atender y darles tratamiento.

“La garrapata lo único que hace es transmitir enfermedades que se pueden controlar, sobre todo cuando se detecta a tiempo lo que se debe hacer es estar al pendientes de los animales, y darles el tratamiento adecuado para evitar la propagación de esta plaga”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: El Mercurio Online 

Leer más ...

Los plásticos causan problemas al ganado en la región de Guaymas

Los productos compuestos de polímeros son imposibles de digerir para los rumiantes

 


 El presidente de la asociación ganadera, Carlos Dávila comenta que la basura se ha vuelto un problema en el sector ganadero, especialmente en zonas rurales como San José, Aranjuez, La cuadrita.

Todos los días los ganaderos sacan a su hato a alimentarse de los agostaderos, el poco forraje que ha logrado crecer.  La falta de cultura de la ciudadanía respecto al manejo de la basura, ha provocado que el ganado se alimente de desechos plásticos, que pueden ocasionar su muerte.

El ganadero Francisco Rodríguez confirma el hecho, dice que ahora se requiere poner especial atención cuando se lleva a las vacas a los agostaderos a alimentarse, ya que el problema se ha agravado más con la desorganización que hay con la recolección de basura en la ciudad, por lo que llegan a tirar bolsas de plástico con alimento dentro, las que las vacas se comen,

Los comerciantes de frutas y verduras que ofrecen sus productos en bolsas se les echa a perder lo que no venden y vienen a esta zona de San José y sus alrededores a tirar sus desechos por comodidad y las vacas comen de esto, especialmente por la crítica sequía que se ha estado viviendo, donde hay muy coco alimento”

¿QUÉ PASA CUANDO UNA VACA CONSUME PLÁSTICOS?

El médico veterinario zootecnista Frenando Julián, afirma que los rumiantes no son capaces de digerir los plásticos, en el caso de las vacas explica que tienen 4 compartimentos gástricos: retículo, rumen, omaso y abomaso, señala que cuando el bovino ingiere el plástico llega al rumen, pero en el retículo se queda atrapado y ya no puede pasar a su tercer compartimento gástrico.

Refiere que la acumulación del plástico en el rumen, ocasiona problemas digestivos generalmente por obstrucción en el tubo digestivo, en ocasiones puede ocasionar la muerte, sin embargo dice que para evitarla se puede realizar una operación quirúrgica, la cual consiste en un corte del lado izquierdo, sujetando el rumen hacia afuera y con la mano son sacados los plásticos y finalmente se sutura con agujas especiales, además aplicarles antibióticos para prevenir posibles infecciones.

Cuando esto sucede dice que en ocasiones el ganadero prefiere vender la vaca ya que no le es rentable, indica que generalmente hay un acuerdo entre el veterinario y el ganadero donde se le paga un honorario mensual ya que así los costos son más bajos para el productor.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Fuente: Tribuna 
Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS